Los Ombúes; Cocker Espaniel Inglés
INICIO MACHOS HEMBRAS NOTICIAS JÓVENES
PROMESAS
IN MEMORIAN CAMADAS
CUENTOS DE CALLEJA /
VIDEOS
CONTACTO

Cuentos de Calleja


Los Ombues

¿Qué es una exposición canina? contado por un perro adulto a un cachorro

Día 1º

Yo os contaré qué es lo que es realmente una exposición canina, en teoría, todos son amigos, todos se quieren y todos están con la sana intención de pasearnos y competir, eso dicen, pero realmente, los paseamos nosotros y compiten ellos y no veas cómo se enfadan si no ganan, a nosotros nos da igual con tal de que nos saquen a pasear, nos bañen y nos peinen, eso sí, solo un poco, ¿sabes? es que nos tiran del pelo y nos duele, aunque realmente cuando lo pasamos peor es cuando nos arrancan el pelo, lo que los entendidos dicen triming, ¡pues no dicen que nos sobra!, ¡qué narices nos sobra!, si nos sobra para eso esta la tijera, pero claro, esta eso de la moda  que dicen que ha venido de Inglaterra, ¡ya ves!, como si allí no utilizaran la tijera, ¿porque no se aplican ellos esta norma y se arrancan el pelito de donde les sobre?.

Se pasan horas y horas peinándonos, he visto en una expo a un amigo de mi amo que es un pesado, se pasa, pero su perro se resigna y le da lametones, normal, así sigue pensando que le gusta, después están los que nos llevan con poco pelo, jajaja, he visto a uno que es como su dueño, poco pelo él y menos pelo el que lo pasea, ya me dijo el pelón, es que ¿sabes?, le gusta así, ya le dije, pues nada, estás mas fresquito, me contestó, sí eso sí, pero se enfada cuando me mira y me dice, ¿pero porqué no te crece el pelo?, yo le miro con cara de circustancias y pienso, de donde no hay no se puede sacar.

Una vez, todos arregladitos, nos entran en una zona que lo llaman ring, no veas el susto que me pegué la primera vez, escuche, ¡VENGA AL RING!, ¡Dios mío!, y ahora nos tenemos que pegar, pero claro el ring y los palos se los pegan ellos, nosotros nada de nada, salimos todos con el rabito meneándolo, parece ser eso, muy importante, aunque no tengas ganas, al parecer hay que menearlo, bueno otros no lo hacen, esos son más listos, porque está la idea de que si no lo meneas cuando te sacan y repites más de una vez, te dejan en casa tranquilo, pero claro, así no ves mundo, y me imagino que te tratarán peor y te darán menos besos.
Bueno,  sigamos con esta cosa que llaman exposición, damos unas vueltecitas, eso sí, sin cansarse, ya que esta gente  ya tiene una edad y no está para muchos trotes, sigamos, nos paran a todos en fila y nos espatarran y nos levantan la cabeza, ¡Dios que dolor!, si parece que me la arrancan, todos quietos y de repente vemos a un señor, todo trajeado, que nos mira con atención, la primera vez pensé, ¡este idiota que mira con tanta insistencia, viene y me observa de arriba abajo, será mal educado, qué se habrá creido!, después entendí, bueno no entendí, escuché a mi amo decirme, ¡pórtate bien o te arranco los cojo...!, y eso sí que no, yo allí quieto y tieso, entonces entendí que esos meses de entreno eran para esto, ¡y yo que pensaba que me sacaba para pasear y disfrutar!, me engañó, era para estar aquí, ese día me enfadé y le dije, ¡te vas a enterar, estaré quieto como un palo, pero cuando pueda te la devuelvo, si no fuera por esa amenaza de que me arrancas los coj..., salía corriendo!, eso pensé ese día, después hasta te gusta, es como a ellos, y la verdad no entiendo porqué.

Sigamos, después nos miran en una mesa, nos abren la boca, me dieron unas ganas de darle un bocao, ¡sera guarro!, me tocó TODO, TODO, hasta los cojo...!., claro, entoneces entendí lo de las amenazas, y pensé, ¡hostia, este está averiguando si me he portado mal y me los han arranacado!, está claro, aquí a hacer todo lo que me dice mi amo porque es verdad, si te portas mal, te arrancan eso, y yo quiero estar entero. Nos dan unas vueltas, eso sí, hay que ponerse chulo y caminar como él, que esté contento, que te de chuches, besistos para que no te arranquen  lo que ya sabes, si lo hacemos bien, nos dan una palmadita, si lo hacemos mal, ya sabes los coj....... nos ponen otra vez en fila y nos cambian de posición, en seguida se ve en la cara de los amos si ha ganado o perdido, se dan la mano, cosa que no comprendo porque se odian y se insultan y cuando nos llevan a nuestro lugar, es decir, a esas jaulas incomodas, se les escucha por lo bajines, ¡menuda mierda de juez, no tiene ni puta idea!.


Si ganan, ¡este si que sabe, con este tenemos que volver otra vez!, es mejor ganar, así te sacan más y ves mundo, la gente te acaricia y te dice, ¡mira PEPE, igual que el nuestro!, ¡cuidadín, cuidadín, que yo soy un perro con pedigree y quiero ser campeón, bueno yo no, mi amo quiere ser campeón!.

¡Bueno cachorrito!, mañana te seguiré contando, que tengo sueño y mañana estaré tumbado al sol mientras mi amo se va a currar para poder darme una buena comida...
Los Ombúes - 2012