Los Ombúes; Cocker Espaniel Inglés
INICIO MACHOS HEMBRAS NOTICIAS JÓVENES
PROMESAS
IN MEMORIAN CAMADAS
CUENTOS DE CALLEJA /
VIDEOS
CONTACTO

Cuentos de Calleja


Los Ombues

¿Qué es una exposición canina? contado por un perro adulto a un cachorro

Día 2º

¡Mira chiquitín!, te seguiré contando para que aprendas y veas lo que te espera, no creas que estarás mal, estarás como un príncipe, eso lo comprenderás y lo asimilarás con el tiempo, ¡sigamos!.
Normalmente, si eres de los buenos, saldrás una segunda vez, en ese momento, muchos se acercarán a verte, te pondrán tieso en una mesa, con una cosa negra que dicen que se llama mesa de expo, que tiene ruedas y que la usan para trasladarte del coche a ese sitio que ellos llaman pabellón, pero alguna vez, también estarás en sistios donde hace calor y mucha tierra, entonces tu amo, se caga en todo, sí, en todo, ¿cómo pueden hacer esto aquí?, ¡mierda de sitio!, en fin, ese vocabulario que tienen cuando se enfadan o les sale las cosas mal. Como te iba diciendo, si ganas, te ponen tieso y vienen a verte, entonces eres el mejor, te tocan las patas, te las ponen derechas y te acarician, alguno disimuladamente te mete mano, sí, sí, te toca los cojo...,  ¡es que tienen una manía estos humanos!, será por eso que muchas veces oigo decir, ¿qué se habrá creído ese tío?, ¡es un toca pelotas!.

Después lo entendí, bueno, nosotros a lo nuestro, unos te quieren, otros te tocan y se van, y por el camino  cuchichean, nosotros, como tenemos oidos finos, lo escuchamos todo, y van comentando, ¡pues no es para tanto!, ¿te has fijado!, ¡qué expresión más fea y que parte trasera, no vale para nada!, ya ves, ¡será asqueroso!, a la próxima le muerdo, pero pensé, ¿y si mi amo me corta los cojo... por hacer algo indebido?, así que me aguantaré, después comprendí que si mi amo les escucha, seguramente él les hubiera cortado los COJONES, porque no hay nada peor para los humanos que nos critiquen, eso tenlo seguro, nos defenderán siempre, para ellos somos los mejores, el resto no valen nada.

Pues nada, verás que existe una clase que se llama trabajo, ¡qué pena, pensaba yo!, esos perros trabajan y yo aquí a verlas venir, pero me equivoqué, se los llevan al campo a correr y a perseguir esos pájaros que algunas veces vemos en el jardín, ¿recuerdas el que nos quería quitar la comida?, pues esos son los enemigos de los que están en el trabajo ese, parecen frágiles, pero no te lo creas, esos pájaros son unos ladrones, nos quitan las comidas y éstos del trabajo nos hacen un favor, es como la policía de los humanos, les buscan y los encierran en jaulas para toda la vida, les hacen un juicio y ya está, bueno ya está no, creo que se los comen, así que respeto por la poli, que a los que nos roban los buscan, ¿dónde estará esa idiota de paloma?, seguro que encerrada, o si robó mucho, en el estomago de algún amo, ¡se lo tiene bien merecido!.

Por cierto, muchos se ríen de ellos, ¡serán mal nacidos!, se ríen porque tienen menos pelo, ¡normal!, están en el campo, están más delgados, ¡normal, si están todo el diía corriendo!, ahora te fijas como miran al resto, ¿a que no sabes porqué?, porque sus amos les pagan la seguridad social, bueno alguno será autónomo, hay que respetarlos porque es una clase muy trabajadora...

Los Ombúes - 2012